skip to content

Cookies al web de la UE

Utilitzem cookies per donar-li la millor experiència com a usuari de la nostra pàgina. No les fem servir per recollir cap dada personal per raons estadístiques a través de Google Analytics. Si no desitja rebre cookies, modifiqui la seva configuració de cookies en qualsevol moment.

Continuar
 
 
Càmeres davant el Parlament Europeu
Càmeres davant el Parlament Europeu
 
14/03/2019

Los gobiernos están socavando la lucha de la UE contra el blanqueo, según el Parlamento Europeo

• Críticas a los Estados miembros por ceder a la presión diplomática para boicotear la lista negra
• Los criterios de inclusión deben ser objetivos, sin interferencia política

El Parlamento Europeo ha criticado hoy que los Estados miembros hayan frenado el plan de la Comisión para ampliar la lista de países que no cooperan contra el lavado de dinero.

© EU 2017 - EP

El pleno ha aprobado a mano alzada una resolución, que no es vinculante, días después de que el Consejo de la UE, que reúne a los gobiernos de los 28, rechazara incluir a 23 países en actualización de la lista negra. La Comisión Europea presentó la propuesta inicial, al considerar deficiente la legislación de dichos países en materia de lucha contra el blanqueo.

La política no debe mezclarse con el combate contra el lavado de dinero

El texto destaca el trabajo de la Comisión, que preparó una lista usando “criterios estrictos”, que en el pasado fue aceptada tanto por el Consejo como por el Parlamento.

Los eurodiputados reconocen las presiones diplomáticas desde los países afectados, pero hacen hincapié en que esas acciones no pueden dinamitar la capacidad de las instituciones comunitarias para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

Por ello, recalcan que la evaluación y la toma de decisiones en este ámbito debe basarse únicamente en la metodología adoptada de común acuerdo.

Rusia

La resolución apunta a Rusia, que no fue incluida en la propuesta de la Comisión, y señala que varias comisiones parlamentarias han expresado inquietud por la debilidad del marco legislativo ruso en el área del blanqueo y la financiación terrorista.

Próximos pasos

La Comisión deberá ahora presentar una nueva lista, idéntica o modificada, y el Parlamento y el Consejo tendrán un mes de plazo para aprobarla u oponerse.

Antecedentes

La propuesta de lista negra de la Comisión incluía 23 países en alto riesgo de facilitar el lavado de dinero: Afganistán, Etiopía, Irán, Iraq, Corea del Norte, Pakistán, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez, y Yemen (todos ellos ya incluidos), además de Samoa Americana, Bahamas, Botsuana, Ghana, Guam, Libia, Nigeria, Panamá, Puerto Rico, Samoa, Arabia Saudí, y las Islas Vírgenes estadounidenses.

La inclusión de un país en la lista no supone la activación de sanciones económicas o diplomáticas, pero exige que entidades como bancos, casinos y agencias inmobiliarias apliquen medidas de diligencia debida sobre las transacciones que les afectan.

Los Estados miembros aducen que el proceso de actualización de la lista no fue claro y que podría ser cuestionado jurídicamente. Pero existe preocupación de que algunos países de la UE recibieron fuertes presiones desde Estados Unidos y Arabia Saudí.