skip to content
 
 
Càmeres davant el Parlament Europeu
Càmeres davant el Parlament Europeu
 
18/06/2020

Negociaciones UE-Reino Unido: apoyo firme del PE a la posición europea

El Parlamento lamenta que siga habiendo divergencias sustanciales a pesar del poco tiempo que queda para alcanzar un acuerdo sobre la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido.

  • Los eurodiputados cierran filas en torno al negociador de la UE, Michel Barnier.
  • La UE rechaza la selección interesada de temas que defiende el Reino Unido.
  • El Parlamento Europeo exige un acuerdo sobre igualdad de condiciones y pesca para dar su aprobación.

En una resolución aprobada el jueves por amplia mayoría, la Cámara evalúa las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido para definir su nueva asociación y constata la intención de las partes de intensificar las conversaciones en el mes de julio.

Los eurodiputados lamentan que, después de cuatro rondas de negociaciones, no se hayan hecho progresos reales y que siga habiendo divergencias sustanciales.

Hacen hincapié en que un acuerdo global beneficiaría a ambas partes. Pero inciden en que para la Unión resulta “inaceptable” la selección interesada de políticas que plantea el Reino Unido al tiempo que presiona para tener acceso al mercado interior tras el brexit. Los diputados expresan su profunda preocupación ante la insistencia del Gobierno británico por negociar tan solo los ámbitos que le interesan al Reino Unido.

En la resolución se reitera el apoyo pleno e incondicional del Parlamento a la labor del negociador principal de la UE, Michel Barnier, en sus contactos con los negociadores británicos, con arreglo al mandato de negociación que le confirieron los Estados miembros y el Parlamento.

El PE pide al Reino Unido que respete los compromisos establecidos en la Declaración Política, firmada por el primer ministro Boris Johnson y ratificada tanto por la Unión Europea como por el Reino Unido.

Obligaciones derivadas de la retirada

El documento señala que la aplicación estricta del Protocolo sobre Irlanda/Irlanda del Norte y la aplicación efectiva del Acuerdo de Retirada, para los ciudadanos de la UE en Reino Unido pero también en lo referido a los derechos de los británicos en territorio comunitario, , son condiciones previas para celebrar un acuerdo sobre la futura relación con el Reino Unido.

Competencia en igualdad de condiciones y pesca

La Cámara reitera que la aprobación por parte del Parlamento de todo futuro acuerdo comercial con el Reino Unido dependerá de la aceptación por el Gobierno británico de la igualdad de condiciones (reglas y normas comunes) en ámbitos como la protección del medio ambiente, los estándares laborales y las ayudas estatales, así como de la celebración de un acuerdo de pesca satisfactorio. Esta exigencia se justifica por la proximidad geográfica del Reino Unido, el grado de interconexión y el alto nivel de armonización e interdependencia existente con la normativa de la Unión.

La resolución destaca que por ahora el Reino Unido no ha entablado negociaciones sobre las condiciones de competencia equitativas.

El texto, adoptado con 572 votos favorables, 34 en contra y 91 abstenciones, podrá consultarse en este enlace (18.06.2020).

Declaración de David McAllister

“La Unión Europea y el Reino Unido han manifestado su voluntad de lograr importantes avances en las negociaciones durante el mes de julio. En la resolución aprobada hoy, el PE manifiesta su buena disposición para alcanzar un acuerdo ambicioso y justo, sin ceder en nuestros principios ni objetivos”, señaló David McAllister (PPE, Alemania), presidente de la comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores y del Grupo de Coordinación sobre el Reino Unido (UKCG).

Pinche en los nombres de los oradores para ver sus intervenciones en el pleno:

David McAllister, presidente de la comisión de Exteriores

Bernd Lange (S&D, Alemania), presidente de la comisión de Comercio Internacional

Kati Piri (S&D, Países Bajos), co-ponente

Christophe Hansen (PPE, Luxemburgo), co-ponente


Contexto

El período de transición vigente concluye el 31 de diciembre de 2020. Para que un nuevo acuerdo, ya sea comercial o general, pueda entrar en vigor al día siguiente, las Partes deben suscribirlo en octubre a más tardar. A continuación, el texto debe ser ratificado por el Parlamento Europeo y por el Parlamento del Reino Unido. En caso de un acuerdo mixto, es asimismo necesaria la ratificación del conjunto de Parlamentos nacionales de los Estados miembros.